fbpx

¿Se puede vender una casa con hipoteca?

poner en venta mi casa

¿Se puede vender una casa con hipoteca?

Las épocas de cambios nos sitúan habitualmente en tesituras inesperadas. Cambios de trabajo, traslados, necesidades familiares… todas ellas producirán un cambio en nuestras prioridades.

Si ha ocurrido así en tu caso, y ahora tu prioridad es mudarte, lee atentamente. Será fácil siempre que tengas claro los pasos a seguir.

Si tu vivienda habitual era alquilada, lo ideal es negociar con el arrendador la posibilidad, de mutuo acuerdo, de cancelar el contrato sin tener problemas en la devolución de la fianza.

Normalmente se establece un periodo de pre-aviso, el cual usar para el estudio de tu capacidad financiera de compra y la elección de la nueva vivienda.

En Bienes! podrás encontrar tu vivienda ideal al mejor precio. Después, gracias a nuestros consejos para mudarse que te dimos en un artículo anterior de nuestro blog, será coser y cantar.

Si en cambio, tu vivienda habitual es propia y sin cargas, genial. En Bienes! te encontraremos rápidamente un comprador para que puedas vender una vivienda al mejor precio y consigas tu objetivo.

Pero, ¿qué ocurre si necesitas mudarte y tu vivienda habitual tiene una hipoteca pendiente.

¿Puedo vender mi piso hipotecado?

La respuesta es SI. Hay diferentes opciones o maneras de hacerlo. Pero antes de nada vamos a explicar qué es un préstamos hipotecario y por qué se llama así.

Un préstamo hipotecario es un producto bancario para que quien lo solicita pueda acceder a una cantidad de dinero a devolver con intereses, que con respecto a otro tipo de préstamos, el “hipotecario”, suele ser de un importe más elevado y de una mayor duración, que habitualmente se solicita para inversiones realmente importantes como la puesta en marcha de un proyecto o compra de una vivienda.

Para ello la entidad bancaria contará con una garantía excepcional de devolución y cobro que será la propia vivienda o bien inmueble y como dicha vivienda actúa como garantía, la entidad bancaria puede hacer que el bien inmueble se venda para recuperar la cantidad pendiente en caso de que el solicitante deje de pagar la deuda.

Por lo tanto, podemos decir que nuestra casa está hipotecada, si sigue actuando como garantía sobre el préstamo que solicitamos para comprarla.

vende tu casa

Si tu vivienda la adquiriste en propiedad gracias a un préstamo hipotecario aún pendiente, no te preocupes, también podrás mudarte, aunque en el proceso podrás elegir caminos diferentes.

Cancelar la hipoteca

Puedes elegir hacerlo antes de la venta de tu piso/ casa o después, aprovechando el dinero de la compraventa en el día de escritura pública.

Para ellos debes informar a tu banco para que se persone un representante el día de la firma con un certificado de saldo cero.

Ese día, ante notario, recibirás dos cheques. Uno para el banco con el importe de la hipoteca pendiente y los gastos de cancelación anticipada y otro para ti.

El último paso es la cancelación de la misma registralmente, que podrá realizarse mediante el mismo notario o gestor del comprador, habiéndose acordado previamente y corriendo los gastos de tu parte.

Así quedará totalmente claro que la hipoteca ha sido cancelada y podrás olvidarte de ella para siempre.

Si en tu caso, con la venta de la vivienda no se puede cubrir el saldo restante de la hipoteca, dicho resto pasará a convertirse en un préstamo que le debemos al banco en condiciones diferentes.

Subrogar la hipoteca

Es el caso en el que el comprador adquiere el compromiso de pago de la hipoteca en sus mismas condiciones, liberando así al vendedor de la deuda con el banco.

Esa hipoteca subrogada será una parte del pago de la vivienda, debiendo acordar las partes cómo se hará el pago total.

vender piso sin comisiones

Hipoteca puente

Sería una opción cuando la necesidad de mudarse es más urgente, ya que no necesitas vender tu vivienda en el momento para comprarte otra.

Este modelo te permite unificar dos hipotecas en una, pero hay que hacer cálculos y tener en cuenta que se trata de una solución temporal, ya que implica afrontar una cuota mensual mucho más elevada, y suele tener condiciones como el compromiso a la venta del inmueble en un plazo determinado acordado previamente.



Llámanos
WhatsApp